¿Qué se necesita para empezar un proyecto de domótica DIY?

Así que…, quieres emprender un proyecto de domótica. Tal vez te gustaría hacer que tus luces sean inteligentes, medir tu consumo de energía o simplemente hacer tu vida más cómoda en casa. Cualquiera que sea tu objetivo, hay algunas cosas básicas que debes considerar antes de comenzar tu proyecto de smarthome.

En este artículo, te explicaremos todos los conceptos básicos de cómo iniciar un proyecto de domótica inteligente y qué dispositivos necesitas para hacerlo.

¿Cuáles son los beneficios de tener una casa inteligente?

Seguridad. Un hogar inteligente es un hogar más seguro. Puedes automatizar tu alumbrado para que parezca que estás en casa, puedes comprobar a distancia si tus puertas están cerradas, si las ventanas están cerradas, qué dispositivos están activos, etc.

Eficiencia energética. ¿Sabes cuánta energía consumen tus aparatos? ¿Tus luces necesitan estar encendidas todo el tiempo? Automatizarlos, para encenderlos sólo cuando estés cerca. Una casa inteligente es una casa sobre la que tienes control total.

Confort. ¿Cuántas veces te preguntas si has cerrado la puerta, cerrado las ventanas o apagado la estufa? Con un sinfín de combinaciones y posibilidades de automatización, existen infinitas maneras de hacer tu vida más fácil y cómoda.

Empieza siempre por la función que quieres automatizar

Antes de que empieces a pensar cómo hacerlo, necesitas una idea de qué hacer. ¿Cuál es tu objetivo? ¿Saber cuando alguien se conecta a tu Wi-Fi, tener control sobre el consumo de energía, recibir un e-mail cuando la alarma de humo se apaga?

Necesitas inspiración para encontrar tu idea «conductora». Piensa en las cosas repetitivas contra las que luchas actualmente. Piensa en un problema y luego busca una solución inteligente.

Pero a veces, ni siquiera sabes si tienes un problema hasta que alguien te lo indica. Estás acostumbrado a hacer las cosas como siempre las has hecho. Eso no significa que no haya una mejor manera de hacer ciertas cosas.

Si estás dándole vueltas con ideas, aquí hay algunas que te ayudarán a pensar en lo que podrías convertir en «inteligente».

  • Controla remotamente tus persianas y ventanas.
  • Controla de forma remota el calentamiento del agua.
  • Controla el consumo de energía.
  • Automatiza tu iluminación.
  • Control de calefacción y ventilación eléctrica.
  • Automatiza el riego.
  • Medir y controlar la temperatura de la piscina y el spa, las bombas y las cubiertas.
  • Enciende y apaga de forma remota todos tus dispositivos electrónicos.
  • Revisa, cierra, abre y cierra la puerta frontal, trasera y de garaje de forma remota.
  • Recibe notificaciones en tu teléfono cuando ocurre un evento (se dispara la alarma, se abre la puerta, se alcanza el umbral de consumo, etc.).

Estos son sólo algunos ejemplos de lo que podrías hacer. Abre tu mente – hay combinaciones y posibilidades ilimitadas.

¿Domótica cableada o inalámbrica?

Antes de empezar, necesitas decidir algunas cosas acerca de tu proyecto de domótica DIY que determinará muchas de tus futuras decisiones. La primera es decidir si va aser domótica cableada o inalámbrica.

La automatización cableada se recomienda para establecimientos comerciales, por ejemplo, hoteles grandes. Con la tecnología cableada dispondrá de una red algo más segura y fiable (en caso de largas distancias entre dispositivos). Mientras que la tecnología inalámbrica viene con un cierto nivel de incertidumbre cuando se trata de rendimiento a larga distancia. Ccon los sistemas cableados puedes estar más seguro de que la señal llegará en escenarios grandes y distantes con numerosas plantas, etc.

Cuando esté operando con una mayor cantidad de datos, el sistema cableado proporcionará una conexión más estable. Esto resulta especialmente útil cuando se tienen establecimientos comerciales y se utilizan muchos dispositivos, pantallas y sistemas de vídeovigilancia. La desventaja de los sistemas con cable es que no se pueden mover fácilmente los cables a una ubicación diferente cuando sea necesario. Tendrías que recablear completamente el espacio para poder mover un dispositivo.

La automatización inalámbrica es más adecuada para el uso doméstico y de pequeña oficina. La tecnología inalámbrica es mucho más fácil de instalar (no siempre se necesitan profesionales), y puedes mover libremente tus dispositivos. Cuando no se requiere una fiabilidad completa para grandes espacios, los sistemas inalámbricos son más fáciles de configurar y gestionar. Con la tecnología actual, las tecnologías inalámbricas, como Z-Wave, se acercan mucho a los sistemas cableados en términos de fiabilidad. Cuando se trata de hacer que tu «viejo» hogar, sea inteligente, el sistema inalámbrico también es mucho más barato y sin obras. Si no has construido la casa con todas las características inteligentes en mente, lo más probable es que la instalación de un sistema de cableado será una costosa e inalcanzable aspiración.

Si estás tratando de hacer que tu hogar sea inteligente con poca molestia y coste, te recomendamos elegir la domotica inalámbrica.

Elige la tecnología inteligente adecuada para tu hogar.

En segundo lugar, es necesario que te decidas por un protocolo de red. Este va a ser el lenguaje de comunicación entre los dispositivos. Hay bastantes tecnologías entre las que elegir, como Z-Wave, ZigBee, Wi-Fi, UPB, etc. El protocolo que elijas, determinará tus opciones y dispositivos futuros. Cada nuevo dispositivo que añadas deberá ser compatible con este protocolo y con otros dispositivos.

Un protocolo inicial para domótica, que no requería cableado adicional se llamaba X10. Utilizaba los propios cables eléctricos para la comunicación. Hoy en día tenemos otras tecnologías cableadas e inalámbricas mucho más avanzadas. (En desuso)

UPB son las siglas de Universal Powerline Bus. Las señales se envían a los dispositivos utilizando el cableado eléctrico ya instalado. Esta tecnología mejoró muchas de las deficiencias del protocolo X10.

La tecnología de INSTEON funciona tanto a través de líneas eléctricas como a través de la tecnología inalámbrica. Es bastante amigable con personas que no son de tecnología y también es compatible con X10. (En desuso)

Z-Wave es la tecnología estándar para la domótica inalámbrica. Es la que hoy en día (año 2019) marca la hegemonía de las tecnologías de domótica inalámbrica. Su veteranía está demostrada y lleva ya casi 10 años en la industria IoT. Es muy fiable, fácil de configurar y, al ser capaz de construir una red de mallada por si misma, hace que todos los dispositivos funcionen también como repetidores. Hasta 230 dispositivos con un mismo controlador domotico. No vas a depender de una sóla marca y hay cientos de fabricantes entorno a esta tecnología.

ZigBee es, parecido a Z-Wave, una tecnología inalámbrica. Aunque consume más y también emite más radiación. Cuando se utiliza ZigBee, se recomienda utilizar los dispositivos del mismo fabricante. Si tienes dispositivos de diferentes fabricantes y poca experiencia, te recomendamos que utilices un protocolo diferente.

Wi-Fi. Puedes utilizar tu red Wi-Fi actual para controlar tus dispositivos. Es muy fácil de configurar, pero hay un inconveniente importante: el ancho de banda. Nuestra red Wi-Fi es utilizada a menudo por otros dispositivos (teléfonos inteligentes, tabletas, ordenadores portátiles, etc.), lo que aumentaría drásticamente la latencia de tus dispositivos inteligentes. Además, debido al alto consumo de energía del Wifi, las baterías las baterías de los dispositivos a pilas deben cambiarse al menos una vez cada 6 meses, lo que constituye otro importante inconveniente de usar la red Wi-Fi con dispositivos de domotica para wifi.

Bluetooth es una forma sencilla y segura de comunicarse con tus dispositivos. Se utiliza más a menudo para la comunicación a corta distancia (puertas, luces, etc.). Es habitual encontrar sistemas hibridos de ZWave/Zigbee y Bluetooth.

Thread es una nueva tecnología que requiere muy poca energía y permite un gran número de dispositivos conectados. Aun no está muy extendida y no hay apenas dispsitivos. Tiene un enfoque de estrategia comercial a nuestro juicio por encima de la satisfacción del usuario. Están detrás de ella Samsung, ARM y Nest, entre otros.

¿Qué necesito para iniciar un proyecto de domótica?

1. Gateway / hub / controlador

Todos tus dispositivos inteligentes necesitan comunicarse de alguna manera. En pocas palabras, una controlador domótico es un equipo central que controla todos tus dispositivos, sensores y actuadores. Es la línea de comunicación entre todos los dispositivos y te permite acceder a ellos desde tu smartphone. Lo hace utilizando uno de los protocolos mencionados anteriormente (como Z-Wave, ZigBee, Wi-Fi, etc.). Las principales características que debes buscar en tu próximo controlador domótico son:

  • Control por voz y compatibilidad con Google Home, Alexa o Apple
  • Soporte de protocolos (Z-Wave, Wi-Fi, etc.)
  • Control a través de smartphone
  • Seguro
  • Uso de IFTTT – «Si esto entonces aquello» gobierna

Una vez que haya elegido tu controlador domótico, debes comprobar qué dispositivos son más compatibles con él.

2. Sensores

Los sensores forman parte de la red de automatización que envía los datos a través del controlador domótico, la cual le indica a los dispositivos qué hacer y cómo hacerlo. En la práctica, los sensores de humo detectan humo, los sensores de movimiento detectan movimiento, el sensor del termostato mide la temperatura, etc. Cuando un sensor detecta una determinada acción o medida predefinida, envía datos a un controlador domótico, que a su vez envía una orden predefinida a tus dispositivos inteligentes. Aquí están algunos de los sensores más utilizados:

  • Sensor para puertas y ventanas
  • Detector de movimiento
  • Sensor de fuga de agua
  • Sensor de temperatura
  • Sensor de luminosidad
  • Sensor de viento

Por ejemplo, cuando un sensor de ventana detecta que una ventana se ha cerrado, puede enviar una orden al aire acondicionado para que la encienda. Cuando un sensor de temperatura detecta que la temperatura interior ha bajado a un cierto nivel, podría enviar una orden al calentador eléctrico para que se encienda, y así sucesivamente.

3. Actuadores

Un actuador puede ser visto como un motor que lleva a cabo un orden predefinido, disparado por los datos enviados desde un sensor a través de una pasarela. Es una parte de la red domótica que completa físicamente una acción. Por ejemplo, si tienes un sensor de lluvia, el sensor enviará los datos a un actuador de que está lloviendo, el cual cerrará todas las ventanas de tu casa.

4. Interfaz

Una vez que todos tus dispositivos son capaces de comunicarse entre sí a través de una pasarela, necesita una forma de comunicarse con la pasarela. Necesita un software para tu hardware. Esta es básicamente una aplicación para teléfonos inteligentes que envía tus órdenes al controlador domótico y luego a tus dispositivos. Utilizando la interfaz, se establecen todas las reglas de automatización. Tu defines cuándo quieres que se cierren las ventanas, a qué temperatura debe estar la calefacción o qué luz debe estar encendida.

En conclusión,

te aconsejamos una vez más que des un paso atrás y que pienses realmente en lo que quieres hacer antes de empezar a hacerlo. Define tu meta y luego investiga cómo hacerlo. Elige cuidadosamente tu controlador domótico, ya que definirá qué dispositivos y protocolos son compatibles con el. Luego, elige los sensores y actuadores que medirán, controlarán y realizarán las acciones deseadas.

Puede parecer bastante complicado al principio, pero una vez que lo domines, empezarás a entender lo que se puede hacer y cómo hacerlo.

Te deseamos la mejor de las suertes con tu proyecto de domótica DIY!

Compártelo!