Seguridad Cámaras IP

Las cámaras de seguridad IP han proliferado mucho en los últimos años. En la industria de la domótica son un «must», ya sean cámaras de seguridad IP domésticas de consumo, como modelos de tipo profesional, la tecnología es cada vez más fácil de usar y más personas están instalando cámaras para vigilar su propiedad e incluso a sus mascotas. Sin embargo, al igual que con la mayoría de las soluciones tecnológicas, los hackers y los bots se centran cada vez más en las configuraciones de vídeo de seguridad para el hogar.

Protéjase siguiendo algunos procedimientos de seguridad de sentido común.

Actualizar el firmware de sus cámaras

La mayoría de las cámaras de seguridad IP más modernas cuentan con firmware actualizable por el usuario. Si se encuentra una vulnerabilidad de seguridad, el fabricante de la cámara de seguridad IP a menudo la solucionará mediante la emisión de una actualización del firmware. Normalmente, puede actualizar el firmware de su cámara desde la consola de administración a través de una app o de un navegador web.

Debería revisar con frecuencia el sitio web del fabricante de su cámara de seguridad IP en busca de firmware actualizado para asegurarse de que la versión que está utilizando no contiene una vulnerabilidad no parcheada que pueda ser explotada por hackers y ciber-voyeurs.

Mantenga sus cámaras en un lugar seguro

Si no quieres que las imágenes de tu cámara acaben en Internet, entonces no las conectes a Internet.

Si la privacidad es su máxima prioridad, debe mantener sus cámaras en una red local y asignarles direcciones IP internas no enrutables (es decir, 192.168.0.5 o algo similar). Incluso con direcciones IP no enrutables, sus cámaras podrían quedar expuestas por el software de la cámara que configura el reenvío de puertos o utiliza UPNP para exponer sus cámaras a Internet. Consulte el sitio web de su cámara IP para obtener más información sobre cómo configurar sus cámaras en modo sólo local.

Asignar contraseñas a sus cámaras

Muchas cámaras IP no tienen activada la protección por contraseña de forma predeterminada. Sin embargo, algunas personas se olvidan de añadir protección con contraseña después de la configuración inicial y terminan dejando las cámaras abiertas para que todos puedan acceder a ellas.

La mayoría de las cámaras ofrecen al menos alguna forma de autenticación básica. Puede que no sea súper robusto, pero al menos es mejor que nada en absoluto. Proteja las imágenes de sus cámaras con un nombre de usuario y una contraseña seguros y asegúrese de cambiarla con alguna periódicidad.

Cambiar el nombre de la cuenta de administrador predeterminada y establece una nueva contraseña de administrador
El nombre y la contraseña de administrador predeterminados de su cámara, establecidos por el fabricante, suelen estar disponibles visitando su sitio web y yendo a la sección de soporte para su modelo de cámara. Si no ha cambiado el nombre y la contraseña del administrador, incluso el hacker más novato puede buscar la contraseña predeterminada y ver sus imágenes o tomar el control de su cámara.

Si su cámara es wifi, active el cifrado WPA2

Si su cámara tiene conexión inalámbrica, sólo debe unirla a una red inalámbrica cifrada WPA2 para que los fisgones inalámbricos no puedan conectarse a ella y acceder a sus imágenes de vídeo.

No coloque las cámaras IP donde no debe

No coloque una cámara IP dentro de áreas de su casa donde no se sienta cómodo siendo visto por extraños. Incluso si cree que ha asegurado sus cámaras de todas las formas posibles, siempre existe la posibilidad de que una vulnerabilidad de día cero que aún no ha sido encontrada por su fabricante le haga perder el control de sus imágenes.

Compártelo!